En el año 2006 el grupo familiar Bethia (www.bethia.cl), uno de los mayores conglomerados empresariales de Chile, comienza su travesía en el mundo vitivinícola con la adquisición de Viña Indómita, empezando así una etapa de crecimiento e inversión. En esta, renuevan las líneas de producto, imagen y clientes de la viña.

En estos años, Indómita se ha consolidado como una de las principales viñas de Chile, con exportaciones a más de 50 países y una capacidad productiva y de almacenaje por sobre 27 MM de litros. Con una imagen moderna e irreverente, Indómita ha sabido captar la atención de los consumidores que luego de probar sus vinos, se convierten en sus mejores embajadores.